El Bosque Modelo Carood Watershed se asocia con la FAO para restaurar su paisaje

mayo 01, 2018 | Written BY : IMFN

A partir de septiembre de 2017 y finalizado en marzo de 2018, el Consejo de gestión del Bosque Modelo Carood (Filipinas) emprendió un proyecto piloto del Mecanismo de Restauración del Paisaje Forestal (MRPF) con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), para combatir problemas de degradación de los recursos, formando líneas de cortafuegos, construyendo depósitos de captación de agua y mejorando los caminos de acceso.

La cuenca hidrográfica de Carood, en la provincia de Bohol, Filipinas, abarca 101.887 hectáreas de tierras diversas, desde los manglares costeros hasta tierras agricolas. Incluye pendientes empinadas y tiene aproximadamente un 10% de bosques. El área cubre siete municipios con una población de 230,000 en 2015 y un ingreso promedio de aproximadamente USD 120.50 por mes. El paisaje enfrenta desafíos que incluyen incendios forestales, erosión, sedimentación, inundaciones, escasez de suministro de agua, pobreza rural y prácticas insostenibles de agricultura y pesca.

Las partes interesadas locales formaron el Consejo de Gestión de Bosque Modelo Carood en 2003, y luego se unieron a la Red Internacional de Bosques Modelo (IMFN) en 2010, para ayudar a establecer prácticas de gobernanza sostenible, aumentar la resiliencia al cambio climático, mejorar el acceso al agua y fortalecer las oportunidades de medios de subsistencia en la zona.

El Bosque Modelo Carood fue identificado como un sitio para pilotear el enfoque de MRPF, dentro del Plan de Acción Nacional de Filipinas sobre Restauración Forestal y Paisajística, con el apoyo de la FAO a través de su Programa de Cooperación Técnica. Uno de los objetivos principales del proyecto fue establecer líneas cortafuego en 20 hectáreas de tierra en un esfuerzo por reprimir los incendios forestales.

Se alienta a las comunidades locales a utilizar el espacio despejado como líneas de fuego para cultivar Sisal, una planta de fibra rígida resistente al fuego y utilizada en la fabricación de cuerdas; o cultivos comerciales, como la yuca. A cambio, los agricultores locales tienen la tarea de mantener las líneas cortafuego.

Otro enfoque del proyecto piloto fue mejorar la retención de agua y disminuir las inundaciones río abajo. El agua retenida servirá para cultivos y para suprimir el fuego. Más de 140 participantes fueron entrenados durante 4 días (ver foto, a la derecha) para construir e instalar dos colectores de agua, capaces de atrapar 450 metros cúbicos de agua.

El Consejo de Gestión del Bosque Modelo recomienda enfáticamente establecer un procedimiento de monitoreo para medir la eficiencia y la producción de documentos. Espera que este proyecto sirva como un escaparate y un ejemplo para la replicación en otras partes de Filipinas y el sudeste de Asia.

© 2019 Red Internacional de Bosques Modelo

Este sitio web ha sido desarrollado con el apoyo del Gobierno de Canadá.