Agrupaciones indígenas canadienses y suecas firman acuerdo de cooperación

septiembre 29, 2004 | Written BY : admin_test

Puede que haya un océano entre los asociados de las primeras naciones del Bosque Modelo Prince Albert (BMPA) de Saskatchewan, Canadá, y los asociados sami del recientemente constituido Bosque Modelo Vilhelmina de Suecia, pero ambas agrupaciones indígenas comparten un propósito muy importante: asegurar que sus culturas y tradiciones arraigadas en su entorno forestal sobrevivan ― y florezcan― en un mundo que cambia rápidamente.

Tanto las primeras naciones del BMPA como los sami dependen del bosque para su sustento. Los unos prueban suerte con pequeños aserraderos comerciales o se dedican a la producción y venta de artículos de artesanía, como canastos de corteza de abedul y pieles de alce teñidas; mientras que los otros tienen una tradición de arrieros de rebaños de renos. Además de producir y de vender la carne y el cuero del animal, se utilizan sus astas y osamenta en la creación de objetos artesanos muy conocidos.

Por el hecho de compartir un propósito común y un modo de sustento parecido, fue un paso natural que desarrollaran una asociación en que cada grupo podía aprovechar el conocimiento y la experiencia del otro. Así fue como el 4 de septiembre de2004, en Fatmomakke, en el norte de Suecia, las primeras naciones socias del Bosque Modelo Prince Albert, los poblados sami de Vilhelmina norte y sur y la Asociación sami de Fatmomakke, firmaron una Carta de intenciones de cooperar.

La carta se firmó en una ocasión histórica especialmente señalada para los sami ― el centenario de la creación de la Asociación Sami de Fatmomakke y de la selección de un representante que llevara las preocupaciones de este pueblo ante el gobierno sueco. El hecho de crear una asociación de esta índole en 1904 supuso una tarea monumental, dadas las grandes distancias entre los diversos grupos sami y la falta de comunicaciones y transporte.

“La Carta de intenciones de cooperar fue un espléndido regalo de aniversario de nuestros hermanos y hermanas indígenas de Canadá,” manifestó Karin Baer, líder del poblado sami Norte y uno de los firmantes del acuerdo. “Espero que podamos mantener este contacto en los tiempos de penuria como en los de alegría”.

“Resultó de lo más oportuno que nuestras dos agrupaciones indígenas firmaran un acuerdo en el centenario de la formación de la Asociación Sami de Fatmomakke”, expresó Gene Kimbley, Gerente General del BMPA, que firmó la carta en representación de los socios de las primeras naciones del Bosque Modelo Prince Albert. “Como pueblos indígenas, deseamos guardar nuestra relación con el pasado manteniendo nuestra cultura y tradiciones, pero a la vez deseamos avanzar hacia el siglo 21 adoptando, usando y compartiendo la tecnología de MFS más reciente”.

Este acuerdo de cooperación, que supondrá el intercambio de personas, ideas y experiencias, se firmó apenas tres días despues del lanzamiento del Bosque Modelo Vilhelmina, que tuvo lugar el 1º de septiembre. El origen de esta iniciativa se remonta sin embargo a 2002, cuando Canadá, que participaba como observador en el Grupo de Trabajo en el Sector Forestal Euro- Ártico de Barents, fue invitado a hacer una presentación sobre el Programa de Bosques Modelo, oportunidad en que Ken Macartney del consulado canadiense de Estocolmo, lograría despertar el interés de Leif Jougda, un experto en uso de la tierra del Consejo regional de Suecia en el condado de Västerbotten, por el enfoque de los bosques modelo y su probado éxito como manejo forestal sustentable para contribuir a resolver los conflictos relativos al uso de la tierra, entre otras características.

© 2019 Red Internacional de Bosques Modelo

Este sitio web ha sido desarrollado con el apoyo del Gobierno de Canadá.