La Red Internacional de Bosques Modelo

Durante más de 20 años, la Red Internacional de Bosques Modelo (RIBM) ha implementado enfoques de paisaje participativos en la gestión sostenible de los recursos naturales. El enfoque del Bosque Modelo ofrece un proceso eficaz y flexible que crea asociaciones amplias y representa los factores ambientales, sociales y económicos en juego en el paisaje.

La RIBM incluye más de 60 paisajes a gran escala en seis redes regionales que abarcan 84 millones de hectáreas en 31 países.

En el seno de la RIBM, se crearon redes regionales de Bosques Modelo para lograr una mayor precisión en la definición, implementación y gestión de programas de trabajo regionales por parte de los individuos que mejor conocen la zona. Las redes regionales actuales son:

  • Red Africana de Bosques Modelo
  • Red del Paisaje del Báltico
  • Red Canadiense de Bosques Modelo
  • Red Iberoamericana de Bosques Modelo
  • Red Mediterránea de Bosques Modelo
  • Red Regional de Bosques Modelo-Asia

Visión

Apoyar la gestión sostenible de los recursos naturales por medio de un enfoque participativo a nivel del paisaje que refleje los desafíos socioeconómicos desde el punto de vista de las necesidades locales e inquietudes generales.
 

Misión y objetivos

La misión principal de la RIBM es establecer una red mundial que represente a la mayor parte de los ecosistemas forestales del mundo y promueva la gestión de recursos a nivel del paisaje participativa y sostenible. La RIBM se esfuerza por asegurar que todos los participantes, independientemente de sus niveles económicos o puntos de vista políticos, puedan aportar experiencias y compartir los beneficios de la Red. Los objetivos principales son:

  1. Fomentar el intercambio internacional de ideas y soluciones para la gestión sostenible de los recursos naturales en paisajes forestados.
  2. Apoyar la cooperación en asuntos esenciales que son la base de nuevas soluciones para una gestión sostenible del paisaje y los recursos naturales.
  3. Promover el debate constante en materia de políticas sobre criterios y principios del desarrollo y gestión sostenibles de los recursos naturales.

La RIBM Estatuto

Secretaría de la RIBM

En 1995, se creó la Secretaría de la Red Internacional de Bosques Modelo (SRIBM).

La Secretaría coordina las actividades diarias de los servicios de apoyo y desarrollo de la Red y trabaja para fortalecerla y ampliarla. Sus áreas prioritarias incluyen:

  • Desafíos técnicos y logísticos del establecimiento y operación de los Bosques Modelo
  • Asistencia para la movilización de recursos
  • Comunicaciones internacionales, creación de redes de contactos, y gestión e intercambio de conocimientos
  • Desarrollo de asociaciones y creación de capacidades
  • Documentación, supervisión y evaluación

Historia de la RIBM

El enfoque del Bosque Modelo fue desarrollado e implementado inicialmente por el Gobierno de Canadá en 10 emplazamientos nacionales a principios de los años 90. Fue la respuesta a un período de intenso conflicto dentro del sector forestal canadiense durante el cual ecologistas, gobiernos, pueblos aborígenes, comunidades y trabajadores forestales luchaban por los recursos forestales y cómo administrarlos de forma sostenible. Inmediatamente, el enfoque demostró ser prometedor a medida que los participantes comenzaban a encontrar soluciones comunes a los problemas que enfrentaban, incluyendo prácticas de explotación forestal, conservación de la biodiversidad y estabilidad económica, entre otras cosas.

La creación de la Red Internacional de Bosques Modelo fue anunciada por el primer ministro canadiense durante la Conferencia de la ONU sobre Medio Ambiente y Desarrollo (UNCED) realizada en Río de Janeiro en 1992. Desde el principio, los Bosques Modelo promovieron la idea de formar asociaciones para proporcionar un foro neutral donde distintos valores e intereses se vieran representados, y donde pudiera experimentarse con nuevas ideas con el fin común de lograr el desarrollo sostenible. Cada emplazamiento tenía por objeto ser un "modelo" a partir del cual otros actores pudieran aprender y desarrollar sus objetivos de sostenibilidad.